Microsoft democratiza la IA y los servicios cognitivos

La inversión global en servicios cognitivos alcanzará en 2018 los US$ 19.100 millones: un 54% más que en 2017, según IDC. Las empresas invertirán agresivamente en estos servicios y en capacidades de software de inteligencia artificial. No es un territorio al que las organizaciones aspiren a ir, ya están allí. Proveedores como Microsoft ya están ofreciendo capacidades de IA, de aprendizaje de máquina y servicios cognitivos en espacios hasta hoy insospechados.

IDC estima que hacia 2019, el 40% de las iniciativas de Transformación Digital usará alguna clase de servicio de IA, y en tan sólo tres años pasará lo mismo con el 75% de las aplicaciones empresariales, abarcando desde predicciones y recomendaciones, hasta agentes automatizados de atención al cliente y automatización inteligente de procesos, No es un territorio lejano, ni un coto de los científicos de datos. Tampoco es una tendencia, una moda o una oportunidad que está a la vuelta de la esquina: la IA ya está aquí.

Precisamente, en el Microsoft Data & AI Experience 2018 LATAM, celebrado recientemente en Buenos Aires, la compañía pudo mostrar cómo las capacidades de IA, de Machine Learning y los servicios cognitivos estaban presentes en numerosos escenarios y de qué manera clientes de todo tipo los estaban incorporando. De más está decir que, en Microsoft, la IA no es algo nuevo. Como parte de su programa Microsoft AI & Research, desde hace más de 25 años la compañía trabaja en el desarrollo de soluciones que incluyan IA dentro de la vida cotidiana de las personas y de las organizaciones. El programa cuenta con más de 1.000 científicos e ingenieros especializados en 55 diferentes áreas y ubicados en once laboratorios. El objetivo de estos especialistas es desarrollar nuevos usos de estas tecnologías en alianza con gobiernos, universidades e investigadores, para lograr interacciones cada vez más naturales entre la IA y las personas. Ese trabajo gira demás en torno a tres ejes:

  • Innovar para extender las capacidades de las personas.
  • La construcción de plataformas que hacen que la innovación sea más rápida y accesible.
  • Un enfoque seguro para que la IA sea desarrollada e implementada de manera responsable y ética.

    Pablo Castro, director de Ingeniería, Nube e Inteligencia Artificial para Microsoft Corp. fue uno de los oradores destacados del encuentro de Microsoft. Este argentino trabaja en Redmond y dirige un equipo de ochenta ingenieros para desarrollar la plataforma de Inteligencia Artificial del futuro de Microsoft. Particularmente, el trabajo del equipo de Castro se da en la intersección entre el trabajo que la compañía está haciendo en la nube y la que hace en IA. “Este equipo de ingenieros construye muchos de los servicios que ya están en el mercado”, puntualiza Castro, y aclara: “Mi expectativa para todos los ingenieros del equipo es que tengan contacto constante y variado con los clientes. Que estén en escenarios reales, usando tecnología de Microsoft para resolver problemas reales”.

    “Permanentemente actualizamos aplicaciones de Office, como Power Point, Word y Excel, que ofrecen cada vez más funciones a los usuarios y se vuelven inteligentes comprendiendo lo que el usuario quiere para facilitar su trabajo, de este modo la IA no se ve pero está presente —agrega Castro—. Por otro lado, también tenemos aplicaciones que permiten aumentar las capacidades de las personas, tal es el caso de Seeing AI, una aplicación gratuita para el celular diseñada para las personas ciegas o con visión reducida que aprovecha el poder de la IA para describir qué sucede a nuestro alrededor- las personas, textos y objetos e incluso leer por nosotros. O usos más complejos que permiten extender el alcance de los profesionales, tal es el caso del uso de algoritmos de machine learning en enfermedades de pulmón para diagnósticos tempranos en regiones con déficit de radiólogos”.

Deja un comentario